Negocios


Muchos de los comercios más antiguos a lo largo de esta calle (incluyendo tiendas y panaderías) han estado aquí desde la década de 1940, cuando trabajadores, provenientes de México, llegaron para trabajar en talleres y fábricas, y terminaron asentándose en la zona en la década de 1950. Negocios como St. Francis Fountain y Diner han estado aquí desde 1918, y Roosevelt Tamale Parlor, desde finales de 1920.

Otros, como Casa Sánchez, las panaderías La Victoria, Domínguez, La Reyna, así como La Argentina, La Palma, El Nuevo Frutilandia y La Gallinita, siguen anclados en el corredor después de más de cincuenta años.

Actualmente muchos de estos negocios continúan la tradición familiar siendo la segunda y tercera generación a cargo del timón. Varios y nuevos comercios se han unido recientemente a la familia Calle 24 para alcanzar un total de 130 en 12 cuadras. Setenta y siete comercios son de origen latino, convirtiéndose en la mayor concentración de negocios latinos en la ciudad. Esta historia y densidad demográfica comercial ha llevado a la comunidad local y a la ciudad a designar la calle 24 como un distrito histórico y cultural.

Sin embargo, a medida que el alquiler y los costos para hacer negocios en la ciudad se elevan, tenemos que encontrar maneras de responder a los rápidos cambios climáticos y apoyar a nuestros comerciantes. A través de nuestra asociación con Inversión en los Barrios, por medio de la Oficina de Desarrollo Económico y Desarrollo de Mano de Obra de la ciudad, ofrecemos programas y servicios de fortalecimiento.

Nuestros negocios son la piedra angular de la calle 24 y del Distrito Cultural Latino. Muchos de nuestros comercios y organizaciones no lucrativas han permanecido abiertos por más de 30 o 60 años, y han sido los anclajes de la riqueza cultural, la comida y el carácter que distingue a la calle 24. Por lo tanto, es importante fortalecer, apoyar y mantener estas pequeñas empresas familiares.

Con nuestro respaldo y por medio de la asociación con el Supervisor David Campos, hemos sido capaces de establecer el programa Negocios Patrimonio, el cual proporcionará ayuda financiera y jurídica a aquellos que han permanecido durante más de tres décadas. Estos comercios han proporcionado un servicio consistente y comprometido con la comunidad a través de los años.