Negocios


Muchos de los comercios más antiguos a lo largo de esta calle han estado aquí desde la década de 1940, cuando trabajadores, provenientes de México, llegaron a talleres y fábricas, terminaron asentándose en la zona en la década de 1950. Otros, como Casa Sánchez, las panaderías La Victoria, Domínguez, La Reyna, así como La Argentina, La Palma, El Nuevo Frutilandia y La Gallinita, siguen anclados en el corredor después de más de cincuenta años.

En conjunto con el pasado Supervisor David Campos, hemos establecido el programa “Negocios Patrimonio,” el cual proporcionará ayuda financiera y jurídica a aquellos que han permanecido durante más de tres décadas. Actualmente muchos de estos negocios continúan la tradición familiar siendo la segunda y tercera generación a cargo del timón. Esta historia y densidad demográfica comercial ha llevado a la comunidad local y a la ciudad a designar la calle 24 como un distrito histórico y cultural.

Sin embargo, el alto costo de alquiler en la ciudad se elevan, tenemos que encontrar maneras de apoyar a nuestros comerciantes. A través de nuestra asociación con Inversión en los Barrios, por medio de OEWD, oficina del Mayor, ofrecemos programas y servicios de fortalecimiento. Nuestros negocios son la piedra angular de la calle 24 y del Distrito Cultural Latino y han sido los anclajes de la riqueza cultural, la comida y el carácter que distingue a la calle 24.

Conozcan a nuestros comerciantes